«... el señor Collins les invitó a pasear por el jardín, que era grande y estaba bien cuidado, y de cuyo cuidado se encargaba él mismo. Trabajar en su jardín era uno de sus mayores placeres y Elisabeth admiró cómo su amiga hablaba de lo sano que era el ejercicio y cómo se lo aconsejaba a su marido.»
Orgullo y prejuicio.
Jane Austin (traducció de Patricia Franco)

«En la patria no hay libertad femenina; hay homologación con la libertad masculina, alienación, exilio. En la patria, la mujer no es adorada, sino seducida y temida, porque se puede dar cuenta del delito horrendo cometido contra ella y vengarse.»

"La matria". Milagros Rivera.

UN ESPAI PROPI, en primera persona, femenina, singular, de Francesca Llodrà Grimalt.

1) Amb el bloc vull intentar oferir, a poc a poc, informació ordenada i estudi sobre Dret civil balear, com a fons de documentació. 
La sistematització i explicació del Dret civil balear que s'ofereixen aquí constitueixi una, per a mi, important i llarga tasca. 
2) Dret femení: 

"... us demano que visqueu en presència de la realitat, una vida vigoritzadora, diria jo, independentment que sigueu capaces de transmetre-la o no.
(...) No somieu d'influir els altres, us diria jo, si us ho sabes dir abrivadament. Reflexioneu en les coses en elles mateixes". 
Virginia Woolf, Una cambra pròpia

En el dia a dia, el bloc conté pensaments personals i informacions sobre temes de l'actualitat social o jurídica que m'interessa, com a dona i jurista.

Allò personal és polític, començant per la llengua materna: la paraula que s'escolta de la mare quan ella ens pensa i només això ens posa al món, iniciant-se una vida humana.
 

"La separación entre personal y político, público y privado, la impone la fuerza de la ley (el derecho en sentido propio) y "produce ley". 
Para nosotras las mujeres, la separación entre personal y político es peligrosa porque nos lleva a desentendernos de la sexualidad ... este desentenderse da como resultado algo que [las mujeres] conocemos bien, la pérdida de sexualidad". 
Lia Cigarini, La política del deseo.